TlTULO XIV

DEBERES DE LOS GUARDAS, GUARDA-BARRERAS Y CAMAREROS


Las instrucciones contenidas en este Título son de carácter suplementario y no eximen al personal comprendido en el mismo de conocer las demás disposiciones de este Reglamento y su Apéndice que afecten a su especialidad

CAPITULO I

DEBERES DE LOS GUARDAS



Art. 501. - Forma de presentarse al servicio.

Los guardas deben presentarse al servicio correctamente vestidos y afeitados, cuidando conservar el uniforme sin manchas ni roturas y el calzado lustrado.

Art. 502. - Prohibición de fumar.

Mientras vistan el uniforme, los guardas no deben fumar en los trenes ni tampoco en los andenes y vestíbulos de las estaciones.

Art. 503. - Control de la hora.

Al tomar servicio los guardas deben poner su reloj de acuerdo con el de la estación y verificarlo durante el trayecto con el de las estaciones del recorrido.

Art. 504. - Autoridad del jefe de tren.

a) Todo el personal de servicio está bajo las órdenes del guarda jefe del tren, debiendo éste distribuir el personal del modo más conveniente para el desempeño de
su cometido. Tomará medidas para que cada uno de los demás guardas recorra continuamente la parte del convoy que le ha sido confiada.

b) Si viajara algún inspector de trenes o empleado superior notoriamente reconocido, el guarda acatará sus órdenes.

c) Se entiende que estando el tren en una estación las disposiciones del jefe de la misma deberán ser siempre obedecidas.

Art. 505. - Anuncio del nombre de las estaciones y cambios de tren.

a) 1. Estando el tren en marcha, el guarda irá anunciando en cada coche el nombre de la primera estación de parada y el trasbordo que debe efectuarse en ella, si lo hubiera. En los coches dormitorios estos avisos serán dados directamente por los camareros a las personas afectadas.

2. En la misma forma anunciarán las paradas de los trenes con una duración de 15 minutos o más.

b) Al llegar el tren a cada estación los guardas la nombrarán desde el andén a lo largo del convoy, con voz alta y clara como para ser oído en todos los coches.

c) En las estaciones de empalme, trasbordo, etc., se explicará con claridad por qué rumbo sigue el tren desde allí y, en caso de haber trasbordo, qué pasajeros han de efectuarlo.

d) Los guardas de los trenes de zonas suburbanas, además de cumplir con las instrucciones dispuestas en los incisos anteriores, deberán ir anunciando en cada parada cuál es el destino del tren y en qué estaciones se detendrá.

e) Siempre que en su viaje el pasajero tenga necesidad de trasbordar, o por ir ubicado en un coche que no es el del destino de su pasaje, deba cambiar de vehículo, es preciso que el guarda se lo haga saber en el momento de marcarle el boleto y, en el empalme o punto afectado, procurará cerciorarse de que el pasajero ha procedido de acuerdo a sus indicaciones.

f) En los trenes que dejen coches en estaciones del trayecto que no sean empalmes, los guardas harán la advertencia del caso a los pasajeros que viajen en ellos y cuando lleguen a la estación de desacople pasarán por los coches que han de quedar para cerciorarse de que no hay pasajeros.

Art. 506. - Cierre de las ventanillas.

Cuando sea necesario, o a pedido de cualquier pasajero, deberán cerrarse las ventanillas o persianas de los coches del lado expuesto al viento, al sol o a la lluvia.

Art. 507. - Compartimiento donde está prohibido fumar.

a) Los guardas no permitirán que se fume en los compartimientos donde esté prohibido.

b) Deben prevenir a cualquier pasajero que no acatare sus indicaciones, que se hará pasible de la correspondiente multa.

Art. 508. - Puertas de coches del lado opuesto al andén.

Las puertas de los coches que den al lado opuesto del andén deben permanecer cerradas para impedir que los pasajeros pretendan subir o bajar por ellas.

Art. 509. - Prohibición de viajar en furgones con encomiendas o equipajes.

Los guardas no permitirán viajar en los Turgones o vagones con encomiendas o equipajes, a no ser empleados que vayan en el cumplimiento de sus obligaciones o que estén debidamente autorizados para hacerlo.

Art. 510. - Conducción de bultos sin despachar.

A excepción del correspondiente equipo personal, les está prohibido a los guardas y demás personal de servicio conducir en los trenes bultos particulares, debiendo ser despachados en las condiciones reglamentarias.

Art. 511. - Delitos cometidos en los trenes.

a) Si durante el viaje de un tren se cometiera algún delito, el guarda a cargo del mismo deberá adoptar las medidas necesarias para asegurar la persona del delincuente, poniéndola a disposición de la autoridad respectiva en la primera estación donde el tren deba parar, y acompañándola de un parte detallado del hecho criminal, con expresión de las personas que lo presenciaron. 

b) El acta mencionada deberá ser firmada por no menos de dos pasajeros como testigos, con nombres, ocupaciones y domicillos de los mismos y números de los boletos que posean. 

c) Para el cumplimiento de este deber, el guarda tren tiene las facultades y autoridad inherentes a los agentes de policía, de acuerdo con el Art. 87 de la Ley de Ferrocarriles.

Art. 512. - Cooperación de los guardaa para activax la marcha de los trenes.

Los guardas deben ayudar en todo lo que se relacione con el movimiento de trenes, como ser: dar vuelta cambios a mano, hacer señales, manipular bultos dentro del vagón entregándolos en la puerta del mismo y, cuando les sea requerido, enganchar o desenganchar vehículos.

Art. 513. - Recepción de la orden de partida por el guarda.

a) En los trenes diesel donde esté establecido que el guarda sea el encargado de tomar la orden de partida en las estaciones de vía sencilla, deberá revisarla en seguida de tomarla para cerciorarse que sea correcta y llevarla acto seguido al conductor, quien también la revisará.

b) El guarda no despachará el tren sin haber recibido la correspondiente orden de partida.

c) En caso de que la orden de partida fuese errada, no correspondiera a la sección a entrar, o estuviera mal conieccionada, hará detener el tren.

Art. 514. - Utiles que deben llevar los guardas.

Mientras estén a cargo de un tren, los guardas deberán llevar consigo, en buen estado, los siguientes útiles:

1 bandera verde grande (excepto en los trenes de pasajeros y mixtos).
1 bandera roja grande.
1 farol de mano.
2 discos de cola (a menos que se trate de un tren con freno automático o donde existan furgones con discos fijos).
1 ejemplar de este Reglamento y su Apéndice.
1 Itinerario de Trenes.
1 reloj (los guarda-jefe de tren solamente). 12 petardos.
1 libreta de apuntes.

b) Además de los útiles mencionados precedentemente los guardas de trenes de pasajeros y mixtos llevarán:

1 bandera verde chica.
1 bandera roja chica.
1 pito.
1 libreta de tarifas.
1 marcador de boletos.
1 libreta de exceso de boletos.
1 juego de llaves de coches.

c) La falta eventual de uno o más de estos objetos no eximirá al personal de la obligación de salir con el tren.

CAPITULO Il

DEBERES DE LOS GUARDA-BARRERAS


Art. 515. - Permanencia en servicio.

a) El guarda-barreras debe, presentarse a tomar servicio a la hora fijada en su diagrama, y no debe abando narlo, aun cuando haya cumplido sus horas, hasta que se presente el que debe relevarlo. 

b) Durante sus horas de servicio no debe ausentarse del puesto. En caso de enfermedad dará cuenta por los medios a su alcance al jefe de estación, para que sea relevado. 

c) Al tomar y dejar su tarea debe enterarse, o informar al que lo releve, de las condiciones o novedades relacionadas con el servicio.

Art. 516. - Vigilancia durante el servicio.

a) El guarda-barreras debe dedicar toda su atención a vigilar la vía hasta donde alcance su visibilidad, para advertir la aproximación de los trenes, y no debe confiar en quei ésta le sea siempre anunciada por campanilla o luces. Donde las haya, debe guiarse también por la indicación de las señales fijas y barreras de pasos a nivel cercanos. 

b) 1. Estará atento ante cualquier posible obstrucción de la vía para tomar las medidas del caso. 2. En las secciones co-n rampas pronunciadas permanecerá atento hasta que los trenes hayan traspuesto las mismas, por si éstos se fraccionaran o tuvieran que retroceder.

Art. 517. - Posición normal de las barreras.

a) Las barreras deben mantenerse normalmente abiertas al tránsito de la calle, cerrándolas tan sólo el tiempo necesario para permitir el paso de los trenes sin riesgos y en forma de no ocasionarles demoras.

b) Toda barrera no atendida por personal debe permanecer cerrada al tránsito callejero, salvo cuando por horario no deban circular trenes.

Art. 518. - Abandono obligado del paso a nivel.

Si, por una circunstancia imperiosa, fuera necesario alejarse del paso a nivel, deberá previamente cerrar las barreras, procurando que la ausencia sea lo más breve posible.

Art. 519. - Obligación de conocer el horario de trenes.

Es obligación del guarda-barreras conocer la hora de pasada de los trenes de horario a fin de estar atento y listo para cerrar las barreras al notar su aproximación.

Art. 520. - Anuncio de la aproximación de los trenes.

a) 1. Estando, el paso a nivel provisto de campanilla accionada por la estación o cabina de señales próxima, el paso de los trenes será anunciado en la siguiente forma:

2. Trenes ascendentes, un toque prolongado. Trenes descendentes, dos toques prolongados.

3. Tratándose de pasos a nivel en vías múltiples, se darán los toques en concordancia con el número de ellas, es decir, tres toques para trenes por vía asendente N° 3 y cuatro toques para trenes por vía descendente N° 4.

b) Ciertos pasos a nivel están dotados de companillas y/o luces anunciadoras, cuyo funcionamiento es provocado por el paso de los trenes sobre circuitos eléctricos de vía ubicados a una distancia adecuada.

Art. 521. - Cierre de las barreras para el paso de trenes.

a) 1. Al tener conocimiento de la aproximación de un tren, y con debida anticipación, el guarda-barreras dispondrá que, se libre sin demora el tránsito de la calle, hecho lo cual cerrará las barreras. Cuando esté provisto de campana o silbato, prevendrá al público po-r medio de éstos antes de cerrar la calle.

2. Donde las barreras se manejan con torno, éste debe asegurarse con el dispositivo que impide que se levanten solas.

b) Mientras se hallen cetrradas las barreras, deberá estacionarse próximo a ellas para evitar que la vía sea cruzada por peatones, procurando en lo posible que éstos esperen afuera de las barreras hasta que pase el tren, extremando tales medidas cuando se trate de niños, ancianos o incapaces.

c) Cuando el tren se halle cerca prevendrá al público por medio de la campana o silbato y, si es necesario, por señas y voces.

Art. 522. - Señales al conductor.

a) 1. Estando cerradas las barreras y libre el paso a nivel, cuando se aproxime el tren, el guarda-barreras comenzará a exhibir señales de mano al conductor para indicarle que tiene el paso expedito.

2. Estas señales se harán con bandera o luz verde, imprimiéndoles un movimiento suave de derecha a izquierda, hasta que la cabecera del tren haya pasado el lugar de donde se exhiben. Dichas señales se harán desde afuera de la casilla y por regla general del lado de aquélla.

b) Si próxima al paso a nivel hubiera una señal absoluta a peligro que corresponda al tren que viene, no deberá exhibir la bandera o luz verde, a fin de no confundir al conductor.

c) Cuando emplee la bandera verde, debe tener también una bandera roja en un lugar de fácil alcance, pero fuera de la vista de los conductores, para poder reemplazar rápidamente las señas de Vía libre por las de peligro en caso de una obstrucción imprevista de la vía.

d) Está terminantemente prohibido mantener exhibida una bandera o luz verde fijándola en un poste, casi lla, en el suelo o cualquier otro lugar. Estas señales debe exhibirlas siempre teniéndolas en la mano. 

e) Cuando no esté exhibiendo señales, debe guardar las banderas y faroles en sitio fuera de la vista de los conductores.

Art. 523. - Pasada del tren.

a) Al pasar cada tren el guarda-barreras deberá fijarse en él para ver si marcha normalmente. Si notara cuaJquier anormalidad procurará llamar la atención del personal del tren o, de no ser ello posible, avisar al jefe o señalero. 

b) 1. Durante el día, y con excepción de los trenes con freno automático, no debe considerar los trenes como completos si no llevan en el último vehículo discos de cola o, en su defecto, una bandera roja. 

2. Durante la noche o tiempo de mala visibilidad ningún tren debe ser considerado completo a menos que en el último vehículo lleve faroles de cola. Si lleva un solo farol puede considerarse también completo. 

c) Si un tren pasa incomp.Ieto no deberá abrir el paso a nivel sin tener seguridad de que ello puede hacerse sin peligro.

Art. 524. - Reapertura del paso a nivel.

a) Salvo en el caso previsto en el inciso c) del artículo anterior las barreras no deben abrirse hasta que el tren o los trenes anunciados hayan pasado completos y libra do el paso a nivel, a menos que el tren demore excesi vamente y el guarda-barreras tenga la seguridad de que podrá permitir el paso de los vehículos que espe ran sin exponerlos a riesgos. 

b) En vía doble o múltiple, después de pasar un tren, el guardabarreras deberá cerciorarse de que no se apro xima otro, aunque no hubiera sido anunciado.

c) Si un tren, después de librar el paso a nivel, se d tiene con la cola a distancia menor de 10 metros áel mismo, no deberá abrir las barreras a menos de que tenga seguridad de que la calle no será obstruída si el tren retrocediera algo al arrancar o se estiraran los nganches de los vehículos.

Art. 525. - Pasos a nivel dotados de postes especiales para exhibir señales.

a) En ciertos pasos a nivel existe un poste o dispositivo especial para exhibir señales hacia los trenes, y en ellos se procederá como sigue:

1. Mientras se hallen levantadas las barreras se mantendrá permanentemente exhibida en el poste una bandera o luz roja.

2. Una vez libre el paso a nivel y bajadas las barreras para el paso de un tren, el guarda barreras quitará la bandera o luz roja del poste, para exhibir en la mano la correspondiente bandera o luz verde según dispuesto en el Art. 522.

3. Habiendo pasado el tren o los trenes esperados, antes de levantar las barreras, deberá volver a colocar la bandera o luz roja en el poste.

b) Por otra parte, en estos pasos a nivel rigen también todas las demás disposiciones contenidas en este capítulo.

Art. 526. - Cruce del paso a nivel por zorras.

Aunque las zorras no serán anunciadas por campanilla como los trenes, igualmente deberán cerrarse las barreras al notar su aproximación u oír los toques de bocina anunciándolas, pues dichos vehículos no deben pasar hallándose las barreras abiertas.

Art. 527. - Pasada de trenes no anunciados por campanilla, etc.

El guarda barreras debe inforinar en seguida al jefe de estación todo caso en que un tren pase sin previo anuncio, a fin de establecer si se trata de una omisión o una descompostura del sistema.

Art. 528. - Obstrucción de la vía.

a) En caso de producirse cualquier obstrucción de la via o vías sobre el paso a nivel o sus inmediaciones, el guarda barreras deberá proteger la vía obstruída sin demora, llevando consigo una bandera o luz roja y los petardos.

b) En vía doble o múltiple, en caso de estar obstruída una sola vía, la protección se efectuará del lado donde vienen los trenes, pero si dos o más vías se hallan obstruídas, como asimismo en vía sencilla, debe protegerse en ambos lados, haciéndolo primeramente del lado de donde se espera el primer tren.

c) La obstrucción se protegerá colocando tres petardos, a veinte metros unos de otros, sobre un riel de la vía afectada y a una distancia de 800 metros de aquélla. De no disponer del tiempo necesario para recorrer esa distancia, los petardos deberán colocarse lo más lejos posible de la obstrucción.

d) Después de colocar los petardos el guarda barreras se retirará hacia la obstrucción exhibiendo constantemente señales de mano de peligro.

e)
Si hubiera señales que protegen el paso a nivel, serán colocadas a peligro si fueran controladas desde el mismo, o avisando al empleado que las maneja, de ser posible.

f)
Igualmente procurará dar cuenta de la obstrucción a la estación o cabina más próxima o a un guarda barreras cercano, si ello fuera más práctico, valiéndose de cualquier meldio a su alcance.

Art. 529. - Cooperación entre guarda barreras cercanos.

a) Los guarda-barreras deben prestarse mutua ayuda, por lo que, tratándose de pasos a nivel cercanos, al notar que uno de ellos trata de detener un tren los demás deben cooperar. 

b) Al ver un, guarda-barreras que su colega se aproxima hacia el paso a nivel a su cargo exhibiendo señales de peligro, deberá previo cierre de las barreras y si con ello se gana tiempo asumir la misión de aquél y proceder a colocar los petardos y hacer las señales de peligro como está dispuesto en el artículo anterior.

Art. 530. - Accidentes personales.

a) Si ocurriera algún accidente por no ser atendidas sus prevenciones, el guarda-barreras buscará en seguida personas que puedan atestiguarlo para salvar su propia responsabilidad y la del ferrocarril. Dará enseguida aviso al jefe de estación. 

b) En estos casos deberá levantarse un acta como estipula el Art. 532.

Art. 531. - Avisos de accidentes o anormalidades en los pasos a nivel.

a) El guarda-barreras debe tratar de dar aviso al jefe de estación, con la menor demora posible, de cual quier accidente que ocurriera en el paso a nivel. 

b) Asimismo dará cuenta de toda anomalía que hubiera en el sitio bajo su custodia, ya sea en las barreras, portillos. o molinetes, guarda-ganado, alambrado, piso, etc.

Art. 532. - Averías a las barreras producidas por particulares.

a) En todos los casos de averías a las barreras producidas por un vehículo de calle, el guarda-barreras debe procurar la detención del conductor del mismo, dando
ntervención inmediata a la policía y cuidando tomar los siguientes datos:

1 . Número de patente del vehículo.

2. Localidad a que pertenece.

3. Nombre y apellido del conductor.

4. Domicilio del conductor.

5. Número del carnet de conductor.

6. Número de su cédula de identidad o libreta de enrolamiento.

7. Nombre, apellido y domicilio del propietario del vehículo.

8. Número de chapa y sección o localidad del agente de policía que interviene.

b) 1. Debe tratar también de obtener testigos presenciales del hecho, ajenos al accidente, a quienes hará firmar el acta queillenará de acuerdo con el siguiente facsimile, procurando que dicha acta sea suscripta por el autor del daño.

2. Si éste se diera a la fuga, deberá obtener, por lo menos, el número y localidad de la patente, como también las características del vehículo.

c) En caso de existir motivos para suponer que la avería de la barrera se produjo por exceder la carga del vehículo la altura máxima que fijan los reglamentos del tránsito, que es de 3,65 metros desde el nivel de la calzada, el guarda barreras lo hará constar también en el acta, mencionando la clase de carga y cualquier otro dato de interés.

d) Al declarar el guarda-barreras en el sumario policial hará una relación de los hechos sin omitir detalle alguno y recalcando especialmente si los brazos estaban o no levantados y si tenían faroles indicadores, en caso de accidente nocturno. Asimismo hará constar el nombre y domicilio de los testigos, si los hubo.

e) Informará al jefe de estación sobre lo ocurrido tan pronto como sea posible.

Art. 533. - Desperfectos en las barreras.

a) Cuando se corte el cable de una o más de las barreras, se bajarán las restantes en la forma de costumbre y luego el brazo o brazos que tengan el cable roto, por
medio de una soga, la que se atará a la puntera. De ningún modo debe dejarse un brazo levantado, al paso de los trenes. 

b) Si se rompiera una barrera, debe ser reemplazada por una soga, la que se atará al caballete del brazo roto y tirará a través de la calle, colocándole en la mitad una bandera o luz roja con frente hacia la calle.

c) Cuando por la naturaleza de los desperfectos e intensidad del tránsito fuese indispensable, se podrá requerir, por intermedio del jefe de estación, los servicios
de un peón para cooperar con el guardabarreras. No habiendo peón disponible en la estación, el jefe lo solicitará de la cuadrilla de Vía y Obras.

Art, 534. - Personas transitando por la vía.

El guardabarreras no permitirá que transiten personas por la vía si no llevan el pase correspondiente observado, a menos que se trate de empleados del ferrocarril que por su propio trabajo estén obligados a transitar por allí, pudiendo requerir el auxilio de la policía para hacer cumplir esta disposición en caso de negarse el infractor.

Art. 535. - Reuniones y conversaciones con particulares o empleados.

a) Le está prohibido al guardabarreras mantener reunio nes en su puesto con particulares o empleados del ferrocarril, pues ello motiva el descuido de sus de beres. 

b) Las conversaciones que mantengan deben limitarse estrictamente a dar cualquier dato que se le pudiera requerir.

c) El paso a nivel se mantendrá libre dei piedras, tierra, yuyos, etc., especialmente donde haya contra-rieles y, donde sea factible, se regará en tiempo de sequía para que no se levante polvo al paso de los trenes. 

d) Está prohibido encender fuego en el interior de la casilla.

Art. 536. - Tropillas de animales cruzando la vía.

En zonas donde tenga lugar el arreo de animales, el guarda-barreras no facilitará el paso de éstos si se espera un tren próximo, a menos quei calcule que la vía quedará despejada con debida anticipación a su llegada.

Art. 537. - Animales en la, vía.

a) Los animales que entren a la vía deben ser echados de inmediato, dando aviso de ello al jefe de estación en la primera oportunidad, como asimismo detalles del punto por donde entraron y nombre del dueño, si se conociera. 

b) Cuando se encuentren animales arrollados por un tren se los retirará a una distancia conveniente de la vía, avisando a las cuadrilla de Vía y Obras y al jefe de estación.

Art. 538. - Faroles de mano y de barreras.

a) Los faroles de mano y de barreras deben ser encen didos y los últimos colocados en su sitio a la puesta del sol y apagados a su salida. Cuando hubiera mala visibilidad, o sea, inferior a 200 metros, deberán man tenerse encendidos. 

b) Durante el día los faroles deberán ser limpiados y alimentados, a fin de tenerlos listos para ser usados a su debida hora. 

c) Cuando un farol se halle en mal estado deberá solicitarse, sin demora otro al jefe de estación, y una vez recibido se devolverá el defectuoso.

Art 539. - Cuidado y aseo del paso a nivel.

a) Es obligación de los guarda-barreras mantener el pa so a nivel y casillas en estado de aseo. 

b) Los cables, roldanas, etc., de las barreras serán limpiados y aceitados periódicamente para asegurar su buen funcionamiento.

c) El paso a nivel se mantendrá libre dei piedras, tierra, yuyos, etc., especialmente donde haya contrarieles y, donde sea factible, se regará en tiempo de sequía para que no se levante polvo al paso de los trenes.

d) Está prohibido encender fuego en el interior de la casilla.

Art. 540. - Equipo de guarda-barreras.

a) Todo paso a nivel atendido por guarda-barreras deberá tener, por lo menos, el siguiente equipo: 2 faroles para barreras. 1 farol de mano. 2 banderas rojas. 1 bandera verde 1 caja con 12 petardos. 1 juego de, sogas o cadenas para casos de amergencia. 1 aceitera. 1 pito. 1 Itinerario de Trenes. 1 Reglamento. Utiles para limpieza. 

b) Los guarda-barreras serán responsables del mantener el equipo completo y en debidas condiciones.

Art. 541. - Construcciones anexas a las casillas.

Los guarda-barreras no están facultados para introducir modificaciones a las casillas ni construirles anexos.

Art. 542. - Objetos encontrados en la vía.

Los objetos encontrados en la vía, ya sean de particulares o del ferrocarril, deben ser recogidos y entregados por el guarda-barreras al jefe de estación.

Art. 543. - Basura o aguas servidas arrojadas a la vía.

Los guarda-barreras avisarán al jefe de estación siemprei que se arroje basuras o aguas servidas al terreno del ferrocarril, procurando identificar de que casa o persona proviene.

Art. 544. - Daños a instalaciones telegráficas, etc.

a) Debe impedirse que cerca del paso a nivel se reúnan menores para remontar barriletes o, arrojar objetos que puedan enredarse en los hilos de telégrafo, como así también tirar piedras contra las instalaciones o trenes.

b) Si viera en los hilos telegráficos alambres, etc. que puedan producir contactos, el guarda-barreras deberá dar aviso inmediato al jefe de estación.

Art. 545. - Guarda-barreras encaxgados de colocar petardos o de encender señales fijas.

a) Los guarda-barreras que presten servicios cerca de señales fijas y actúen como petarderos en tiempo de mala visibilidad, procederán de acuerdo con el inciso c) del Art. 185 siempre que por condiciones atmosféricas la visibilidad quede reducida a menos de 200 metros.

b) Los que estuvieran encargados de encender señales fijas, deberán atender sus faroles en la forma dispuesta por el Art. 538, vigilando de que proyecten buena luz.

Art. 546. - Barreras manejadas por señaleros.


Los señaleros que tienen a su cargo el manejo de barreras, cumplirán con las disposiciones de este capítulo, a excepción de las contenidas en los Arts. 518, 521 inc. b), 522 y 539.

CAPITULO III

DEBERES DE LOS CAMAREROS


Art. 547. - Uniforme y aspecto personal.

Mientras permanezcan en servicio los camareros estarán correctamente vestidos y afeitados, cuidando mantener él uníforme sin manchas ni roturas y el calzado lustrado.

Art. 548. - Prohibición de fumar.

Mientras vistan el uniforme los camareros no deben fumar en los trenes ni en los andenes o vestíbulos de las estaciones.

Art. 549. - Revisión del coche al tomar servicio.

a) Cuando el camarero reciba orden de hacerse cargo de un dormitorio, debe revisarlo con tiempo y dete nidamente por dentro y por fuera para cerciorarse de que la limpieza, tanto del coche como de su equipo es completa, de que la luz funciona bien, de que las ventanillas pueden levantarse y bajarse, sin esfuerzo y que las camas están en buenas condiciones. 

b) También se asegurará de que haya agua en los depósitos y botellones. 

c) Cualquier anomalía que notare la comunicará al jefe de estación para que la haga subsanar antes de la partida, salvo que se trate de limpieza deficiente, en cuyo caso deberá él efectuarla.

Art. 550. - Estado de los coches dormitorios al colocarlos en el andén.

a) Cuando los dormitorios sean llevados al andén, deben estar con las ventanillas y persianas levantadas, salvo que haga frío, viento o llueva.

b) 1. Se cerrarán con llave las puertas exteriores de los dormitorios, menos una, colocándose el camarero en el andén, al lado de la que permanece abierta para atender a los pasajeros.

2. Tratándose de coche con puertas en cada extremidad, se dejará abierrta la de atrás, según la dirección que tomará el tren.

3. Si, por excepción, tuviese el camarero dos coches a su cargo, se colocará entre ambos, dejando abiertas solamente las puertas que él vigile.

c) En los coches dormitorios solo serán admitidos los pasajeros poseedores de boletos con cama para los mismos.

Art. 551. - Tablillas y letras indicadoras.

Es obligación del camarero cerciorarse que el coche a su cargo tenga las tablillas indicadoras del destino del dormitorio, como así también que las letras movibles que substituyen al número del vehículo se encuentren siempre del lado de la plataforma de la estación donde se detiene el tren.

Art. 552. - Obligación del camarero en trayecto.

a) Al camarero, en servicio le está prohibido alejarse del coche durante el viaje. Si le fuese indispensable salir por corto tiempo, dejará el dormitorio al cuidado del camarero del coche vecino.

b) La vigilancia del camarero debe ser continua para evitar robos e impedir que personas extrañas se introduzcan en los conpartimientos.

c) Cuando los pasajeros se, ausenten de sus compartimientos, se cerciorará de que las puertas, ventanas y persianas de los mismos estén cerradas, recomendando al público que adopte idénticas precauciones.

d) En las estaciones el camareiro bajará al andén con el objeto de atender a los pasajeros que, hubiere.

e) Al empezar los pasajeros a acostarse deben cerrarse las ventanillas y persianas del corredor, situándose el camarero en el lugar que tiene asignado para fiscalizar la entrada y salida de personas.

Art. 553. - Aseo del coche durante el viaje.

a) El camarero mantendrá el dormitorio en perfectas condiciones de aseo durante el viaje, limpiando tantas veces como sea necesario el corredor, los compartimientos y muy especialmente las letrinas. Procurará efectuar estas tareas en momentos que no ocasionen molestias a los pasajeros, evitando levantar polvo al barrer, etc.

b)
El arreglo de, ropa e higienización de los compartimientos será efectuada previa consulta a los viajeros, en momentos en que éstos lo acepten.

c) La ropa usada será guardada en sitio convenieInte, fuera de la vista del público y apartada completamente de la ropa limpia.

Art. 554. - Atención y trato al viajero.

a) El camarero tratará en todo moniento con delicadeza y atención a los pasajeros, sin entablar conversaciones fuera de, aquellas que correspondan al buen servicio.

b) Al subir los pasajero-s debe indicarles su ubicación y ayudarles a llevar el equipaje al compartimieInto.

c) Cuando se inicie el viaje debe entregar a los pasajeros su correspondiente toalla y jabón, preguntándoles a qué hora desean les preparen las camas y si quieren desde ya alguna almohada para descansar. Igualmente, a la hora de la siesta tratará de satisfacer cualquier pedido de los pasajeros en este sentido.

d) Al retirarse los pasajeros para descansar les pedirá sus pasajes para evitarles ser molestados por inspiectores de boletos o guardas. También les preguntará en qué estación o a qué hora desean ser llamados.

e) El camarero avisará a los pasajerros con la anticipación necesaria, cuando deban descender en su punto de destino o de trasbordo.

Art. 555. - Luces encendidas y conversaciones en los coches dormitorios.

a) Las luces de los corredores deberán ser reducidas, a las 22 horas en invierno y a las 23 en verano, apagándolas a la entrada del día.

b) 1. A partir de las 22 horas en invierno y de las 23 en verano, y hasta las 8 de la mañana, quedará prohibido hablar en voz alta, pasearse o hacer ruidos que puedan perturbar el reposo de los otros pasajeros y, por lo tanto, el camarero deberá significar a cualquiera. que lo hiciera la molestia que ocasiona y que se abstenga de proseguir. Si no fueran atendidas sus indicaciones pondrá el hecho en conocimiento del guarda.

2. Entre las mismas horas los pasajeros no deberán mantener encendidas las luces centrales de los camarotes cuando ello moleste a otros viajeros.

Art. 556. - Calefacción y abrigos.

En el invierno el camarero prestará atención al funcionamiento y condiciones de la calefacción, dando cuenta al guardatrén de cualquier inconveniente que sel observe. En esa época del aflo llevarán refuerzos de frazadas para suministrarles a los viajeros que las soliciten.

Art. 557. - Objetos hallados en los dormitorios.

Al descender los pasajeros del coche, el camarero debe revisar los compartimientos, camas, armarios, etc., para ver si ha quedado algún objeto olvidado. Si se encontrara alguno, y no pudiera ser entregado en el acto al interesado, debe comunicarlo al guarda para los efectos del caso y entregarlo al jefe de destino, bajo recibo, haciendo constar el hecho en su informe.

Art.558. - Deficiencias o averías en los coches dormitorios.

Si durante el viaje el camarero nota cualquier deficiencia en puertas, camarotes, armarios, ventanillas, etc., deberá avisar al guarda y registrarla en la libreta que existe para ese objeto en el cochei.

Art. 559. - Equipo del camarero.

Cada camarero debe llevar consigo: 1 ejemplar de este Reglamento y su Apéndice. 1 libreta de sanidad. 1 Itinerario de Trenes. 1 juego de llaves para coches. 1 libreta de apuntes.

TITULO XV

CAPITULO UNICO

DISPOSICIONES VARIAS


Art. 560. - Hora oficial.

a) Las centrales de telégrafo transmitirán diariamente la hora oficial para todas las estaciones de la línea, debiendo controlarse los relojes acto continuo de recibirla. 

b) Las estaciones retrasmisoras se encargarán de hacerlo simultáneamente dentro del radio a su cargo. 

c) Los depósitos de locomotoras y trenes diesel deben pedir la hora oficial a la estación poco después de que ésta la reciba. 

d) La, estación que no reciba la hora oficial por hallarse clausurada o por cualquier otra circunstancia, la solicitará a la cabecera respectiva sin demora. 

e) Toda diferencia de hora excedente de un minuto será anotada en el parte diario de telégrafo, previo arreglo del reloj, si es mecánico. Donde no se utiliza dicho parte se anotará en el Registro de Trenes.

f) El personal de trenes debe controlar su reloj con el de las estaciones, aprovechando todas las oportanidades que les permita su servicio.

Art. 561. - Regulación y composturas de relojes.

a) Si se observa que un reloj mecánico adelanta, o atrasa durante tres días consecutivos, se bajará el péndulo media vuelta de tuerca por cada medio minuto de adelanto, o subirá media vuelta de tuerca por cada medio minuto de atraso, efectuándose estas operaciones inmediatamente después de haber puesto el reloj en hora. En el caso de relojes eléctricos, únicamente debe intervenir personal especializado. 

b) Si a pesar de haber procedido de acuerdo con el in ciso anterior, resulta imposible, conseguir la regulación de un reloj mecánico, se avisará, con carácter urgente al personal encargado de su conservación. 

c) Los avisos deben detallar la clase de descompostura y a que local pertenece el reloj. 

d) Al recibirse estos avisos se mandará sin demora otro reloj o un operario, según se estime conveniente. 

e) La descompostura total de un reloj de estación o cabina o las variaciones de importancia se comunicarán por telégrafo, o bien por teléfono, si fuera práctico utilizar este último medio.

Art. 562. - Aseo de las estaciones.

a) Las estaciones, con todas sus dependencias, galpones, cabinas de señales, playa, etc., deben estar aseadas, y todo el personal mantendrá la limpieza e higiene en el recinto donde trabaje. 

b) Es preciso que los resíduos y papeles se recojan sin demora; que los faroles y lámparas despidan luz brillante, y que los vidrios de las salas, oficinas, etc., se mantengan limpios. Los pisos y andenes se barrerán con la frecuencia necesaria y cuando requieran una limpieza completa se lavarán con una solución desin fectante.

c) Las salivaderas deben limpiarse diariamente, poniéndoles el desinfectante necesario.

d) Las letrinas también serán lavadas diariamente y, además, cada vez que estén sucias.

e) Se quitará el pasto de los andenes y se cuidarán con esmero los jardines para que presenten buen aspecto.

Art. 563. - Alumbrado en las estaciones.

a) Las laces de las plataformas, salas de espera, boletería y demás dependencias a las cuales tiene acceso el público deberán ser encendidas tan pronto sea necesario, y apagadas cuando resulten inútiles.

b) Si entre un tren y otro hubiere intervalos que permitieran tomar tal medida, se reducirá el alumbrado a lo indispensable, para aumentarlo antes de la llegada del siguiente.

Art. 564. - Atraso y cancelación de trenes. Certificación y aviso al público.

a) Inmediatamente de llegar un tren atrasado a la estación de destino del pasajero, deberá otorgarse a todo aquel que lo solicite un certificado donde conste: fecha, número, del tren, tiempo con que éste llegó atrasado y nombre de la estación. Igualmente se procederá en el caso de cancelación de trenes, debiendo otorgarse el certificado en las estaciones del trayecto afectado.

b) Cuando el retardo sea mayor de diez (10) minutos en los trenes urbanos y treinta (30) en los generales, o en casos de cancelación de trenes de cualquier categoría, los jefes de la estación, previa consulta con la Oficina de Control, deberán poner en un lugar adecuado, un aviso indicando al público el atraso o cancelación.

Art. 565. - Pasajero subiendo o bajando de los trenes en movimiento o viajando en balcones.

a) Está prohibido subir o bajar de los trenes en movimiento y entrar o salir de los coches por portezuelas que no sean las que dan al andén. Los infractores de esta disposición serán penados con la sanción correspondiente. 

b) 1. Está prohibido, asimismo, viajar en los balcones de los coches si hay espacio en su interior. Los guardas deberán prevenir al que pretenda hacerlo, el que, será pasible de la correspondiente pena en caso de negarse a viajar en el interior del coche. 

2. Esta prohibición no rige para los empleados que lo hicieran en el desempeflo de sus funciones.

Art. 566. - Deterioros causados por el público.


a) 1. Debe cobrarse al público los daños que ocasione a los útiles o materiales del ferrocarril. Si no lo hiciera y no diese al jefe de estación garantía satisfactoria de su pago, será entregado a la autoridad policial. 

2. Para la fijación del monto del daflo se consultará con el Departamento afectado. 

b) Tratándose de daños intenciones o sustracciones, se hará la denuncia correspondiente a la policía en la forma dispuesta en el Art. 480.

Art. 567. - Expulsión de personas de las estaciones y trenes.

a) Los empleados del ferrocarril tienen el deber de no aceptar en las estaciones o los trenes o expulsar de ellos a las personas que con su conducta ofendan el orden, el decoro o las buenas costumbres, lleven armas de fuego o no quieran sujetarse a los reglamentos. Justificarán el hecho en acta firmada por dos pasajeros, por lo menos, como testigos. 

b) La expulsión del tren, con pérdida del precio del pasaje que aún quedare por utilizar, deberá hacerse en la primera estación donde tenga parada, pudiendo, entretanto, aislársele en un compartimiento especial.

c) Si la infracción se cometiera después de salir el tren de la estación anterior al punto de destino del infractor, éste será pasible de la correspondiente multa.

Art. 568. - Prohibición de transitar por la vía.

a) Con excepción de los empleados autoriazados para ello, nadie está facultado para transitar por la vía ni para cruzarla fuera de los pasos a nivel.

b) Los infractores serán pasibles de la correspondiente multa.

c) Todo el personal debera cooperar para el mejor cumplimiento de esta disposición, pudiendo requerir el auxilio de la fuerza pública en caso de negarse el infractor.

Art. 569. - Portillos de alambrados entre vías.

a) En las estaciones dolidas de pasajes a alto o bajo nivel, las puertas de los alambrados situados entre las vías deberán permanecer cerradas, abriéndose solamente para el paso de los empleados en servicio.

b) En estaciones carentes, de puentes o subterráneos, dichas puertas se mantendrán abiertas, salvo que se aproxime algún tren, oportuanidad en la que deberán cerrarse.

Art. 570. - Portones de acceso a la playa de las estaciones.

Estos portones deben quedar abiertos durante las horas de trabajo, es decir, mientras dure el de cargas, terminado el cual deberán cerrarse.

Art. 571. - Portones de pasos a nivel particulares.

a) Cuando el personal de trenes notara portones abiertos en pasos a nivel particulares, deberá dar aviso en la primera estación en la forma dispuesta en el Art. 265.

b) El personal de estación que tuviera conocimiento de dicha anomalía, lo comunicará al capataz de la cuadrilla, de Vía y Obras para que los haga cerrar y se tome el caso con el propietario responsable.

Art. 572. - Animales en la vía y estaciones.

a) 1. Está terminantemente prohibido, tanto al personal como a los ajenos, dejar animales sueltos por las playas, estaciones o la vía, pues constituyen un serio peligro para la circulación de los trenes.

2. Todos los empleados deben cuidar de que la vía, estaciones, playas, etc., se mantengan libres de animales.

b) 1. El personal de cuadrilla, y los patrulleros especialmente, deben constituirse en vigilantes con ese fin, haciendo salir fuera de los alambrados de la vía a todo animal que encontraran y tratando de averiguar por donde han entrado y el nombre y domicilío del propietario, datos que comunicarán al jefe de la estación más cercana.

2. También avisarán al jefe de estación cuando notaran alambrados cortados con el propósito de introducir animales.

c) Cuando el personal de conducción vea animales en la vía, dará prolongados toques de silbato y, si es necesario, abrirá los robinetes purgadores de los cilindros o adoptará cualquíer otra medida para hacerlos alejar de la vía. En caso de necesidad, aplicará los frenos.

d) El personal de trenes que encuentre animales dentro de la zona de vía, debe avisar en la primera estación según se dispone en el Art. 265.

e) 1. Los jefes de estación que tengan conocimiento de la existencia de animales en la vía, darán cuenta a la cuadrilla de Vía y Obras o patrullero más proxirnos para que los hagan salir.

2. Averignarán también por donde han entrado y el nombre y domicilio del dueño, avisando del hecho por escrito a la policía, y a la superioridad.

f) Cuando los animales hubieran sido arrollados por un tren, se tratará el caso como accidente (Arts. 480 y 486).

g) En los casos de alambrados cortados con evidente propósito de introducir animales a la vía, además de hacer la denuncia a la policía como dispone el Art. 480, el jefe de estación. avisará a la policía ferroviaria.

Art. 573. - Bretes y corrales.

a) Los corrales y embarcaderos de animales deberán mantenerse siempre en buenas condiciones de blanqueo, desinfección y limpieza.

b) 1. Los bebederos deberán estar siempre limpios y vacíos, llenándoselos sólo cuando deba abrevarse hacienda.

2. Deberán efectuarse pruebas periódicas de todo el servicio de agua para tener la seguridad de su buen funcionamiento cuando sea requerido.

Art. 574. - Cabinas de señales.

a) Las cabinas de señales deben ser mantenidas en perfecto estado de aseo, cuidando especialmente la Iimpieza de los vidrios de sus ventanas para facilitar la visibilidad. Este trabajo estará a cargo del personal de las mismas.

b) Está terminantemente prohibida la entrada a las cabinas de señales a toda persona ajena al servicio de las misinas, salvo que se trate de un empledo superior reconocido o que tenga una autorización especial.

c) Toda vez que un revisor de señales, guardahilos o cualquier otro empleado autorizado concurra a una cabina de señales, deberá dejar constancia firmando el primer renglón en blanco del Registro de Trenes
y anotando el puesto que desempeña, departamento, hora, que entró y salió y objeto de su permanencia allí.

d) El sótano de las cabinas deberá mantenerse cerrado con llave, quedando ésta, en poder del señalero en servicio.

e) Los jefes de estación visitarán con frecuencia sus resrespectivas cabinas de señales para comprobar que todo se lleva en orden.

Art. 575. - Utilización de peones de cuadrilla para otros servicios.

a) Los jefes de estación podrán solicitar al capataz de Vía y Obras los peones que fueran necesarios para cooperar en los casos de accidente, rotura de barreras, arreglo o trasbordo de cargas de vagones, colocación de petardos en tiempo de mala visibilidad, etc., previa aulorización de la Oficina de Control.

b) Estos pedidos deben limitarse a los casos estrictamente necesarios.

Art. 576. - Precauciones en caso de tormentas.

a) Al avistarse una tormenta deberá comunicarse en el acto a las estaciones cercanas situadas en la dirección que lleva, para que tengan tiempo de adoptar las precauciones necesarias.

b) Se cerrarán las puertas de los galpones y vehículos cubiertos donde no se esté trabajando y se asegurarán últimos para evitar que se escapen.

c) Al jefe de estacion incumbe el cerciorarse de que nada se ha dejado de hacer en ese sentido, incluso de que las trampas y detentores estén en su debida posición.

Art. 577. - Carretillas.

a) Cuando estén fuera de uso, las carrelillas de andén deberán mantenerse apartadas de la via y aseguradas para evitar que se muevan hacia ella, ubicándolas en lugares que no impidan el libre transito de pasajeros. 

b) Tanto como sea posible se las mantendrá en locales cerrados o bajo techo.

Art. 578. - Pasto en la via.

Los jefes de estación y los conductores deben denunciar la existencia de pasto en la vía o en el cuadro de las estaciones, cuando pueda entorpecer la marcha de los trnes o el desempeño de las funciones de los cambistas.

Art. 579. - Cédulas de notificación y demás comunicaciones judiciales.

A continuacion se inclina el proceder que corresponde observar cuando se intente presentar cédulas, notificaciones u oficios en oficinas o estaciones:

a) Cuando se intente entregar las cédulas o notificaciones personalmente, deberá indicarse al portador de las mismas que no pueden ser recibidas, debiendo ser entregadas en el Departaniento Legal de la E. F. E. A.

b) Cuando dichos documentos sean por correo, las estaciones deberán remitirlos dentro de las 24 horas de recibidos al Jefe de Trafico, indicando la forma como llegó a su poder (carta simple, certificada o con aviso de retorno).

Art. 580. - Iniciacion de litigios.

Ningún empleado podrá iniciar litigios a nombre del ferrocarril; se limitará a dar cuenta a la superioridad a los efectos del caso.

Art. 581. - Publicaciones en diarios y periódicos.

Los empleados deberan llevar a conocimiento de la superioridad toda publicación conn el servicio del ferrocarril que se haga en la prensa de la localidad donde residen, pero les está prohibido hacer publicaciones de ninguna clase sin autorización especial.

Art. 582. - Custodia, de bultos particulares por los empleados.

Ningún empleado podrá tomar a su cargo la custodia de equipajes o bultos entregados por el público, pues deben depositarse en lugar apropiado, cobrándose la tarifa, correspondiente.

Art. 583. - Hallazgo, de artículos olvidados o perdidos por el público.

Todo equipaje, dinero, valores, etc., encontrado en los trenes, estaciones, en la vía o terreno del ferrocarril, debe ser entregado inmediatamente al jefe de la estación más próxima o de destino del tren, quien otorgará el recibo correspondiente.

Art. 584. - Prohibición de arrojar basura o aguas servidas a la zona de vía.

a) Está prohibido arrojar basuras, aguas servidas u otros desperdicios a la zona de vía del ferrocarril.

b) El personal que tolere la comisión de los actos previstos sin formular la denuncia correspondiente ante el jefe de estación dará lugar a que se adopten en su contra medidas disciplinarias.

c) 1. El jefe de estación será el encargado de requerir el pago de la correspondiente multa cuando en forma concreta se individualice al ínfractor y, ante su negativa, denunciarlo a la Policía Federal o Provincial, según corresponda.

2. Igualmente se denunciará el hecho a la Policía Federal o Provincial cuando no fuera posible individualizar a los autores de infracciones comprobadas, dando todos los detalles que se hayan reunido al respecto.