TITULO XIII

ACCIDENTES

CAPITULO I

ACCIDENTES EN GENERAL


Art. 474. - Precauciones para evitar accidentes.

a) Los empleados, cualquiera sea su categoría, deben hacer todo lo posible y recurrir a todos los medios a su alcance para evitar que se produzcan accidentes.

b) 1. A este efecto, todo empleado está en el deber de informar enseguida a su superior inmediato de las irregularidades que notara, como ser: rieles rotos, señales o cambios en mal estado, crecientes de ríos que hagan peligrar la vía, barreras o portones abiertos indebidamente, animales en la vía, detentores sin colocar o trampas cerradas cuando no se maniobra, vagones en viaje con earga desarreglada, o ejes caldeados, tentativas para descarrilar trenes, etc., etc.

2. Asimismo debe retirar todo objeto que encontrara en la vía, como ser trozos de hierro, clavos de vía puestos en las Juntas de rieles, etc.

c) En caso de que la deficiencia constituyera un peligro, se adoptarán en el acto las medidas necesarias para evitar un accidente, avisando también al jefe de estación, señalero, capataz o a quien concierna, a fin de que tome la intervención que corresponda.

Art. 475. - Especificación de los accidentes.

Considéranse accidentes los siguientes hechos:

Descarrilamientos en general.

Choques en general.

Fraccionamientos por roturas o defectos de enganches. Escapes de trenes o vehículos,

Roces de vehículos en las maniobras.

Roturas de puentes, alcantarillas, cambios o barreras de pasos a nivel.

Explosiones de calderas.

Vehículos particulares arrollados.

Animales arrollados.

Personas arrolladas o accidentadas en terreno del ferrocarril.

Fallecimientos en los trenes o dependencias del ferrocarril.

Cadáveres o heridos encontrados en terreno del ferrocarril.

Accidentes del trabajo en general.

Desperfectos causados por tormentas o ciclones.

Interrupción de vías por lluvias, crecientes, derrumbes, etc.

Inundaciones en estaciones o vías.

Atentados que puedan afectar la seguridad de los trenes.

Incendios en los trenes, en los edificios, en las cargas y en todo, otro objeto o cosa de propiedad del ferrocarril, o particular existente en terrenos o dependencias del. mismo. Así también los que se produjeren en campos o bosques colindantes con el ferrocarril y que, pudieran imputarse a chispas de las locomotoras.

Art, 476. - Intervención del jefe de estación en los accidentes o hechos de importancia.

Cuando se produzca un accidente o algún hecho de carácter importante durante las horas de descanso del jefe titular de la estación, el encargado en servicio deberá comunicarle en el acto lo ocurrido y, si es necesario, el jefe tomará servicio hasta que se normalice la situación.

Art. 477. - Detención de trenes por accidentes.

a) Cuando un tren canse un accidente en un paso a nivel, etc., deberá ser detenido y comprobarse cómo ha ocurrido el hecho, y si quedara un vehículo obstruyendo la via, se tratará de retirarlo de ésta tanto como sea necesario para permitir que el tren reanude la marcha. 

b) Tratándose de un herido, y siempre que la policía no se haga cargo de él allí mismo, se le llevará en el furgón hasta la primera estación provista de elementos de curación. En trayecto habrá que dedicarle todo el cuidado posible. 

c) Ningún cadáver debe tocarse a menos que obstruya la vía. De ser así, hay que removerlo lo necesario para dar paso a los trenes. Siendo posible, se dejará un empleado en el sitio hasta que la policía se presente. 

d) En tales casos, sólo hay que detener el tren el tiempo indispensable. El jefe de la primera estación, después de dar las explicaciones del guarda y de recibir de éste el acta, tomará la intervención que le corresponda y dará los avisos pertinentes.

Art. 478. - Avisos de accidentes.

a) Toda vez que ocurra un accidente de cualquier naturaleza, según se especifica en el Art. 475, se avisará inmediatamente por medio de un telegrama circular a las oficinas y funcionarios que corresponda, según se indique en el Apéndice. 

b) Cuando la importancia o circunstancias del accidente así lo aconsejen, se anticipará el aviso por teléfono a la Oficina de Control. 

c) Cuando se trata de hechos de poca importancia y sin consecuencias, como ser : pequeños descarrilamientos en vías auxiliares que no interrunpan la circulación o cruces de trenes; arrollamiento de animales que no causen daños; roces de vehículos o averías de poca importancia en el material rodante, instalaciones, etc., el aviso a determinados funcionarios que se indiquen en el Apéndice podrá enviarse bajo sobre por el primer tren. 

d) 1. Si a consecuencia de un accidente choque, descarrilamiento, incendio de vehículos, etc. resultase afectado el contenido de algún vehículo o haya sido necesario trasbordar la carga, el aviso deberá ser hecho extensivo a la Oficina de Reclamos. 

2. Tratándose de consignaciones que no seguirán por destrucción parcial o total, deberá hacerse un aviso ampliatorio, con los datos correspondientes, a la Oficina de Reclamos.

Art. 479. - Quien debe dar los avisos de accidentes y datos que deben contener.

a) Los avisos citados en el artículo anterior serán hechos por los jefes de estación, a excepción de los de accidentes del trabajo de personal correspondiente a otros Departamentos. 

b) 1. Cuando el accidente ocurra entre estaciones y se trate de un tren, el guarda, si dispone de teléfono portátil, lo comunicará por ese medio o, en caso contrario, enviará un mensaje con todos los datos a la estación más próxima, por los medios más rápidos a su alcance, pudiendo al efecto mandar a un peón de cuadrilla, al guarda segundo o al guarda encomiendas, o utilizar cualquier particular con vehículo o caballo que quiera prestarse, para mandarlo como mensajero. En este caso el jefe queda autorizado para abonar al mensajero lo que fuese debido.

2. Si el accidente ocurre a una locomotora sola, el conductor procederá como se indica en el apartado anterior.

3. Si el accidente no fuese de o a un tren, el empleado que notase lo ocurrido avisará en seguida al jefe de la estación más próxima.

c) En caso de cualquier duda respecto a quien corresponde intervenir, el jefe de la estación que reciba el aviso de accidente debe. comunicarlo, para su conocimiento o intervención, al jefe de la primera estación del otro lado del hecho, poniéndose de acuerdo sobre a cuál de ellos corresponde pasar el aviso.

d) Cuando un tren o locomotora produzca un accidente de cualquier naturaleza en vías de jurisdicción de otro ferrocarril, el guarda o, en su defecto, el conductor no obstante haberlo comunicado a una es tación del ferrocarril afectado deberá dar aviso del mismo en la primera estación de su ferrocarril, procurando facilitar a ésta los mayores detalles posibles. Una vez en posesión de los datos, el jefe de la estación que los haya recibido los retrasmitirá inmediatamen te por telégrafo en la forma que establece el Art. 478. 

e) En los avisos telegráficos se deberá detallar claramente:

1. Punto, fecha y hora en que ha ocurrido.

2. Clase y causa del accidente.

3. Numero de tren y locomotora y nombres completos de su personal, o, en su defecto, designación del edificio, puente o cosa que sufrió el accidente.

4. Qué averías o daños se produjeron.

5. Si ha habido personas accidentadas o no; caso afirmativo, datos personales y lesiones sufridas.

6. Si la vía está obstruída, o libre; en el primer caso, qué tiempo calcula se tardará en librarla.

7. Qué clase de auxilio necesita, en caso de requerirlo.

8. Detalles de las demoras a trenes habidas a causa del accidente.

f) Cuando no fuese posible dar todos los detalles en seguida, se dará el primer aviso con los que se posean, ampliándose después y a medida que se obtengan.

g) Se procurará dar los detalles indicados con el menor número de palabras posible.

h) Una vez en condiciones de hacerlo, se confeccionará un informe sobre el accidente, el que será remitido al funcionario que se indique en el Apéndice.

Art, 480. - Avisos a la palicía sobre accidentes, atentados o substracciones.

a) Cuando ocurran accidentes a personas ajenas o resulten vehículos arrollados por los trenes y aunque ello no haya ocasionado daños a materiales o propiedades del ferrocarril, el jefe de la estación en cuya jurisdicción ocurrió el hecho deberá dar cuenta a la autoridad policial que corresponda, a efectos de su intervención y para que se, haga cargo de la víctima.

b) 1. En los casos de atentados, sustracciones, alambrados cortados u otros daños, hayan o no dado lugar a accidentes, se debe denunciar el hecho a la policía.

2. Asimismo, se denunciará por escrito a la policía cuando resulten animales arrollados por los trenes, indicando cantidad y especie de éstos, pelo y marca, si resultaron muertos o lastimados, a quienes pertenecían y como entraron a la zona vía.

c) Si la policía no tuviera su asiento en la localidad, la denuncia se efectuará por intermedio del jefe de estación de su residencia al que se le transmitirá los delalles del hecho, quien también podrá ratificarla cuando corresponda.

Art. 481. - Citación del personal a consecuencia de un accidente.

a) Está convenido que la policía no detendrá a los empleados de los trenes luego de ocurrir un accidente, pero debe suministrársele las informaciones que pida con respecto a ellos para que los cite en oportunidad. 

b) Si, no obstante, la policía procediera a detenerlos, no debe oponérsele resistencia, informando de ello a la Oficina, de Control.

c) El personal, antes de concurrir a prestar declaración alguna ante las autoridades judiciales o policiales, deberá, siempre que sea posible, ser asesorado por, un profesional del Departamento Legal de la E. F. E. A., para lo cual dará cuenta inmediatamente de recibida la citación a su superior inmediato, quien hará gestiones para tal asesoramiento.

Art. 482. - Accidentes. Confección de actas.

a) Al ocurrir accidentes personales, vehículos arrollados por trenes, barreras averiadas o fallecimientos de personas en los trenes y estaciones, y todo otro hecho en que los particulares hayan sufrido daños en su persona o bienes, o hubieran causado prejuicios al Ferrocarril, el jefe de estación, o el guarda si ocurriera entre estaciones, debe labrar en cada caso un acta con los detalles que se consideren indispensables, cuidando en particular no omitir aquéllos que por su naturaleza sirvan para demostrar la irresponsabilidad del Ferrocarril en el hecho. En los casos de barreras averiadas el acta la levantará el guarda barreras.

b) 1. No deberán omitirse en las actas los siguientes datos, que son imprescindibles:

Lugar, fecha y hora del accidente. Circunstancias en que se produjo.

Detalle de identidad de la o las víctimas, domimicilio, profesión, lesiones o daños que hubieran sufrido.

Si el conductor hizo, uso del silbato.

2. Toda acta debe ser firmada, en lo posible, por tres testigos ajenos al ferrocarril y por la víctima, si su estado lo permite. No habiendo testigos ajenos y si la víctima no puede o rehusa firmar, el acta será suscripta por empleados testigos.

3. Se procurará en lo posible conseguir testigos ajenos, a cuyo efecto, si por falta de tiempo éstos no pudieran esperar el levantamiento del acta, se tratará de obtener por lo menos su conformidad para firmarla posteriormente en el punto que ellos indiquen.

4. Es necesario que el empleado que labra un acta tome con exactitud el nombre, profesión y domicilio de los testigos que la suscriban, y los consigne con claridad al pie del mismo documento. Si se trata de pasajeros de un tren, se mencionará también el número de sus boletos.

5. Asimismo, se tomará el nombre y domicilio de algunas personas que hubieran presenciado el accidente o conozcan cualquier circunstancia relacionada con el mismo, como ser, que han oído el silbato de la locomotora, etc., aunque dichas personas por cualquier razón no firmen el acta.

c) 1. Toda acta que se labre debe ser escrita si es posible con tinta o lápiz tinta, con caligrafía y redacción clara, y, siempre que el accidente se haya producido bajo, circunstancias iguales o similares a las que se indican a continuación, será confeccionada, más o menos, de acuerdo con los ejemplos que figura para cada caso.

2. Si el acta constase de más de una hoja, deberán ser firmadas todas ellas, dejándose espacio en las mismas para tal fin.

3. Accidentes a personas transitando o cruzando las vías:

Cuando ocurran accidentes a personas ajenas al ferrocarril, en circunstancias en que transitan, cruzan o se encuentran sobre la vía, el acta se levantará de acuerdo, más o menos, con el siguiente ejemplo:


d) Al tener los jefes de estación, con posterioridad, algún dato importante y de interés para el ferrocarril, como ser: de que al ocurrir el accidente la víctima o el conductor del vehículo no se hallaba en condiciones normales, por estar ebrio, ser sordo o corto de vista, etc., labrarán otra acta haciendo constar cualquiera de estas circunstancias. Si se supiera en el momento del accidente, se hará constar en el acta.

e) Cuando ocurra un accidente a cualquier persona ajena al servicio del ferrocarril, en vía no dependiente de Tráfico, el representante del departamento al cual depende el lugar del hecho, dará aviso inmediato al jefe de la estación en que aquél se produjo, a fin de que éste, en conjunto con el personal del Departamento concerniente, proceda a levantar un acta en igual forma como si se tratase de un accidente ocurrido en vía de Tráfico.

f) Toda acta que el personal de una estación o de un tren levante por los motivos apuntados, debe ser remitida con el informe correspondiente al funcionario que se indique en el Apéndice.

Art. 483. - Primeros auxilios en casos de accidentes personales.

A continuación se dan algunas indicaciones elementales sobre los primeros auxilios a prestar a la víctima de un accidente mientras se espera si fuera necesaria la intervención del médico:

a) 1. Ante todo, la persona que ha de atender a un accidentado debe tener presencia de ánimo y tranquilidad para proceder, y evitará la aglomeración de gente alrededor del paciente, pues ello incomoda, traba la libre acción y perjudica al accidentado.

2. Deberá proceder siempre con las maneos bien límpias, para cuyo objeto se las lavará previamente utilizando la cubeta, cepillo y jabón desinfectante.

Las manos sucias arrastran siempre gérmenes que causan infecciones. 

b) Heridas limpias: En caso de heridas limpias se pasará una gasa con alIcohol o se tocarán con tintura de iodo quitando luego el exceso de ésta con alcohol. Después de esto se cubrir la herida con gasa esterilizada, que será sostenida con unn vendaje o con tela adhesiva. Tratándose de heridas pequeñas puede substituirse la gasa y tela adhesiva por un apósito para cura individual.

c) Heridas sucias: Si la herida es sucía, se linpiará alrededor de ella con bencina, luego se desinfectara prolijamente con alcohol y se colocará una pequeña porción de tintura de iodo, quitando Luego el exceso de ésta con alcohol. Hecho esto se cubrirá la herida con gasa esterilizada, sosteniéndola con un vendaje o tela adhesiva. Tratándose de heridas pequeñas pueden usarse los apósitos para cura individual en substitución de la gasa y tela adhesiva.

d) Hemorragias graves producidas por, heridas en los miembros etc.:

1. En estos casos debe aplicarse el compresor hemostático (goma) a cierta distancia arriba de la herida y apretar la goma hasta que no sangre más. El compresor no debe mantenerse apretado más de una hora, de manera gue si en ese lapso de tienpo no se ha logrado la concurrencia de un médico, deberá ser aflojado por unos instantes y luego colocado nuevamente.

2. Si se careciera de compresor hemostático se utilizará en su lugar una venda de cualquier clase, la que se atará floja, poniendo un palito debajo del nudo y dándole vuelta (como un torniquete) para ajustar la venda lo suficiente a fin de contener la hemorragia, pero no tan ajustada que pueda lastimar.

3. Si la hemorragia es en el cuello, efectuar compresión con la mano, en el lado correspondiente de la base del cuello. Si esto no basta, introducir en la herida gasas esterilizadas y efectuar la compresión sobre la misma herida.

e) Fracturas: Debe procurarse que el paciente mueva lo menos posible el miembro lesionado, rodearlo con algodón, colocar tablillas de tamaño adecuado sobre la parte quebrada y luego vendarla. Faltando tablillas se podrá emplear un diario doblado, un bastón, etc.

Si hubiera una herida, ésta debe tratarse primero.

f) 1. Siempre que sea necesario, se procurará trasladar al herido en una camilla. A falta de ésta puede utilizarse un catre, una tabla, escalera, etc.

2. En estos casos la víctima será acostada de espaldas y si se encontrara débil a causa del golpe y pérdida de sangre, la cabeza se dejará a nivel del cuerpo.

g) Desvanecimientos o mareos: Se aflojará las ataduras (ligas, cuello, etc.) y colocará al paciente sentado, con el tronco hacia adelante y la cabeza entre las piernas.

h) Quemaduras: Debe cuibrirse la parte afectada con vaselina y luego trozos de gasa esterilizada y colocar un vendaje flojo.

i) Accidentes electricos:

1. Se cortará en primer lugar la corriente o separará el cable o la víctima con un palo u otro cuerpo aislador. Se acostará al paciente aflojándole la ropa.

2. Si no respira, se le practicará respiración artificial. Si el paciente está sin conocimiento, pero respira, no debe hacerse la respiración artificial pues sería peligroso.

3. Para hacer la respiración artificial se acostará a la víctima boca abajo en el suelo, con un brazo extendido y el otro bajo la cabeza. El operador debe situarse de rodillas, entre los muslos del paciente, mirando hacia su cabeza, para proceder como sigue:

1° Apoyar ambas manos en el dorso del paciente, a la altura de los riñones (últimas costillas).

2° Echarse hacia adelante, haciendo presión con las manos en la base del tórax. 

3° Enderezarse, soltando las manos.

Estas maniobras se repetirán unas quince veces por minuto, es decir, aproximadamente al mismo ritmo que la propia respiración, y se continuará, si fuera necesario, durante varias horas o hasta que el paciente respire solo.

Art. 484. - Botiquines en los trenes y estaciones.

a) Las estaciones, como asimismo los trenes de pasajeros y mixtos (excepto los del servicio urbano) deben estar provistos de un botiquín, el que contendrá los medicamentos y útiles indicados en el inventario que se guarda en el interior del mismo.

b) Todos los elementos que contiene el botiquín, excepto los medicamentos inyectables, pueden ser utilizados para casos de primeros auxilios hasta tanto el paciente sea asistido por un médico.

c) A medida que se empleen los medicamentos deberá anotarse el hecho, con todos los detalles requeridos, en la planilla a propósito que se guarda en el interior del botiquín.

d) Cada vez que se use el botiquín el Jefe de estación deberá dar cuenta de ello a la superioridad para la reposición de los medicamentos utilizados. En el caso del botiquín de un tren, el guarda lo informará en la estación terminal o de relevo.

e) Los botiquines deben ser guardados a rnano y en lugar adecuado (nunca en el suelo) a fin de que no resulte perjudicada la caja ni su contenido.

f) Por lo menos una vez al mes deben ser abiertos para quitarles el polvo y asegurarse de que se encuentren todos los elementos completos y en debidas condiciones de uso.

Art. 485. - Atentados contra los trenes en marcha.

a) 1. Si se arrojasen piedras o cometiesen otros atentados contra un tren en marcha, el guarda debe avisar al jefe de la primera estación de parada, dándole detalles del hecho, de que lado se produjo la agresión, número del coche afectado y averías producidas. Si se hubiese visto a los autores de la agresión, dará detalles para facilitar la investigación.

2. Tomará también nota del nombre y dirección de cualquier persona que hubiera resultado con lesiones y naturaleza de éstas, haciéndolas constar en el acta que levantará de acuerdo con el Art. 482.

b) 1. Al recibir el aviso precedente, el personal de la estación avisará de inmediato a la policía, dando los datos pertinentes, a menos que el hecho se hubiera producido más cerca de otra estación, en cuyo caso avisará a ésta a fin de que la denuncia sea efectuada por ella.

2. También se avisará a la Oficina de Control y oportunamente se informará a la Superioridad el resultado de las averiguaciones policiales.

Art. 486. - Animales arrollados por los trenes.

a) Cuando un tren arrollase algún animal, éste deberá ser retirado a una distancia conveniente de la vía, de modo que no constituya peligro para la circulación de los trenes.

b) El conductor a guarda dará cuenta del hecho en la primera estación, con los mayores detalles que pueda aportar, como ser, especie, pelo, marca, etc.

c) A su vez, el jefe de estación lo comunicará de, inmediato al capataz de Vía y Obras para que concurra al lugar del hecho, amplíe los datos obtenidos por el conductor o guarda y disponga el entierro de los restos, si es que el dueño no procede a su retiro dentro de un plazo razonable después de ser avisado.

d) Se denunciará el caso a la policía según se dispone en el Art. 480.

Art. 487. - Averías al equipo de coches comedor o vehículos de servicio.

a) En caso de ocurrir averías al equipo de un coche comedor, bar, o de servicio, o de un vagón de artesanos, sea en maniobra, al arrancar o parar el tren, el encargado del mismo deberá dar cuenta en seguida al jefe de estación, o al guarda si el tren se hallara entre estaciones, debiendo labrarse un acta firmada por, todos los intervinientes, incluso por el responsable del hecho.

b) En el acta se detallarán todos los efectos averiados, debiendo para ello basarse en los vestigios que siempre quedan, e indicar si las botellas eran sin abrir o empezadas y si se encontraban ubicadas en el lugar que les correspondía.

Art. 488. - Rotura de enganches.

En los casos de rotara de acoples, el material roto deberá ser entregado al jefe de estación, quien lo enviará al revisor de vehículos correspondientes.

Art, 489. - Sumarios por accidentes de importancia.

a) En los accidentes de importancia, aun cuando no se hubieran producido desgracias personales, se procederá a la instrucción de un sumario con la intervención de los representantes de los Departamentos afectados para establecer las causas originarias y las responsabilidades inherentes.

b) Las conclusiones a que se arribe serán suscriptas conjuntamente por dichos representantes y elevadas a sus respectivos superiores con las recomendaciones que consideren oportunas.

CAPITULO II

ACCIDENTES DEL TRABAJO


Art. 490. - Cuidado de no exponerse a sufrir accidentes.

Ningún empleado debe exponerse a peligros innecesarios y, en lo posible, debe evitar que otros se expongan, advirtiendo a los que no tomen las precauciones debidas.

Art. 491. - Accidentes del trabajo. Asistencia médica y farmacéutica.

a) Al ocurrir un accidente a un empleado del ferrocarril, si la importancia del accidente lo requiere, debe darse intervención al servicio médico o al hospital ferroviario, como así también a la policía.

b) Si no existiera en la localidad hospital o servicio médico ferroviario, se acudirá en demanda de los auxilios sanitarios públicos más próximos. De no haber tampoco estos servicios, se recurrirá a cualqnier otro facaltativo particular a efectos de que éste practique la primera cara, debiendo luego arreglarse para que, si es posible, sea trasladado al punto de residencia del hospital o médico ferroviario a fin de proseguir la asistencia del herido.

c) Al elevarse las cuentas por gastos de farmacia deberá adjuntarse la receta extendida por el médico o, en su defecto, una copia otorgada por el farmacéutico, sin cuyo requisito su pago no, será antorizado.

Art. 492. - Avisos sobre accidentes del trabajo.

a) 1. Toda vez que un empleado, del ferrocarril sufra un accidente en el desempeño de su trabajo, cuando su estado lo permita, debe dar aviso en el acto a su superior inmediato, aun cuando continúe en servicio y el hecho, a su juicio, carezca de importancia. Si no existe en el lugar tal superior o si se trata de un empleado del Departamento de Tráfico, el aviso será dado al jefe de la estación.

2. Igualmente debe dar aviso como sí se tratara de un accidente cuando un empleado, en el desempeño del trabajo, sufra o se resienta de hernia.

b) El jefe de la estación o el superior que reciba aviso de que un empleado se ha lastimado en servicio, cursará de inmediato el aviso respectivo. Tratándose de accidentes graves, se anticípará por teléfono a la Oficina de Control.

c) Los avisos telegráficos deberán contener los siguientes datos: 

1. Lugar, fecha y hora del accidente.

2. Nombre, apellido, ocupación y residencia del acci dentado. (En caso de personal de cuadrilla de Vía y Obras se dará el número de ésta). 

3. Circunstancias en que se produjo.

4. Clase de lesiones sufridas, indicando si son leves o graves.

5. Si el accidentado sigue en servicio o no; en este último caso se indicará cuántos días, más o, menos, se calcula que durará su ausencia.

d) Cuando en el primer momento no sea posible establecer la gravedad o importancia de las heridas, el telegrama será ampliado con estos datos inmediatamente después de haberse obtenido el diagnóstico médico.

e) 1. Tratándose de personal de trenes, al sufrir un accidente de trabajo, debe ponerlo inmediatamente
en conocimiento del jefe de la estación donde el hecho se produjo. Si tuviese lugar en un tren en marcha, el guarda a cargo del mismo, o el conductor, cuando se trate de personal de la locomotora, deberá comunicarlo al jefe de la primera estación donde se detenga el tren, suministrando los datos especificados en el inciso e), indicando al mismo tiempo a qué estación pertenece el empleado lastimado. El jefe de la estación que reciba este aviso hará el telegrama extensivo a las oficinas o funcionarios que correspondan, según residencia del accidentado y a la estación donde dejará servicio.

2. Si se tratara de una lastimadura leve y cumplir con lo dispuesto en el párrafo anterior ocasionaría demora al tren, se podrá dar el aviso recién en la estación donde el accidentado deja servicio.

f) Al llegar a su residencia y siempre que ello sea posible, el empleado accidentado deberá dar aviso a su jefe, el que después de disponer que aquél sea revisado por el médico del ferrocarril, donde lo haya, retrasmitirá el diagnóstico a los funcionarios que les corresponda. El jefe de esta estación o superior que reciba el aviso, trasmitirá el telegrama que estipula el inciso b) sólo en el caso de que el accidentado no lo hubiera dado en otra estación.

g) 1. Los jefes de estación, encargados de depósitos, etc., deberán informar al Ministerio de Trabajo y Previsión o a la Delegación Regional correspondiente, dentro de los tres días de octirrido cada accidente del trabajo en que les toque intervenir.

2. El aviso se dará por medio de un formulario especial que se extenderá en triplicado. El original se entregará en dicha delegación haciendo firmar y sellar una copia como constancia de haberlo recibido, la cual, luego, se enviará al superior que esté determinado, quedando la copia restante en la estación.

3. Donde no haya Delegación Regional del Mirtisterio de Trabajo y Previsión, el trámite se hará en igual forma por intermedio de la autoridad policial del lugar. 

h) Cuando el accidente tuviera lugar fuera de la jurisdicción del jefe que reciba el aviso, dará traslado de los antecedentes del hecho, sin demora, al jefe que le corresponda intervenir. 

i) Cuando un empleado accidentado en el trabajo se en cuentre restablecido y reanude su servicio, se debe comunicarlo en el acto a los mismos funcionarios a quienes fué comunicado el accidente. 

j) Por los accidente del trabajo se levantará un acta haciendo constar lugar, fecha y hora en que se pro dujo, en qué circunstancias, nombre, completo del empleado, número de matrícula, puesto, lugar de residencia y lesiones que haya sufrido. Si el accidentado puede hacerlo, la firmará conjuntamente con dos de los testigos presenciales, si los hubiera.

CAPITULO III

I N C E N D I OS


Art. 493. - Incendios en los edificios y dependencias del ferrocarril.

a) En caso de ocurrir un incendio en las dependencias del ferrocarril todo el personal en servicio o no deberá cooperar en la extinción del mismo, solicitándose a la vez la concurrencia de la policía y cuerpo de bomberos, si lo hubiera. 

b) Si fuera necesario se pedirá además la ayuda de la cuadrilla de Vía y Obras o personal dei cualquier otro departamento. 

c) Para extinguir el fuego podrá utilizarse, además de los aparatos contra incendio, baldes de agua o arena, cualquier locomotora o tanques de agua que hubiera.

d) Siempre que las circunstancias lo aconsejen, se pedirá a la Oficina de Control mayores elementos para combatir el fuego.

e) Si el incendio fuera de alguna importancia se levantará un acta haciendo constar lugar, fecha y hora que se produjo o fué advertido, punto donde se inició el fuego; causas que lo provocaron; si en el lugar había recipientes con inflamables como tambores, latas, lámparas, calentadores, etc., personas que hayan fumado o entrado, fumando al Iugar; si había artículos de fácil combustión; maquinarias a combustión de carbón o leña de las que pudieran haberse desprendido chispas, con aclaración de la hora que pasaron por allí; descripción de lo afectado por el siniestro, si era propiedad del ferrocarril, de terceros o consignaciones; avaluación aproximada de los perjuicios ocasionados. El acta será firmada por el personal interviniente y a cargo de las dependencias y, de ser posible, por autoridad policial o judicial.

Art. 494. - Incendios de campo

Es muy importante prestar atención especial para sofocar todo incendio de, campo que pueda notar el personal deberá proceder en la forma siguiente:

a) 1 . Los conductores y guardas de trenes, al notar un incendio o principio de incendio, tanto dentro del terreno del ferrocarril como afuera de él, deberán dar cuenta del suceso en la primera estación y si en el trayecto encontrasen alguna cuadrilla, también se le, dará cuenta.

2. Tratandose de trenes sin parada, el conductor puede, si hay tíempo para ello, confeccionar una, nota y entregarla en la estación en Ia forma dispuesta en el Art. 265.

b) Además, los guardas de trenes de pasajeros y mixtos, cuando exista la seguridad de que el fuego no fue producido por la locomotora del tren a su cargo, levantarán un acta, haciéndola firmar por tres o más pasajeros que no sean empleados del ferrocarril indicando domicilio, profesión, número de boleto, procedencia y destino de cada firmante.

c) Los conductores de todo tren deben cuidar que los chisperos de la locomotora estén en perfecto estado, el cenicero bien mojado, y la grampa de atrás cerrada en verano.

d) 1. Antes de salir del depósito se asegurarán que tengan en debido estado los aparatos para evitar incendios, y al regresar anotarán las condiciones del para-chispas y servicio de agua en el cenicero.

2. También deben cerciorarse de que las ruedas y las zapatas del freno de su locomotora estén libres de paja voladora.

e) El jefe de estación, al recibir noticias de un incendio, avisará inmediatamente a la cuadrilla más cercana y luego por telégrafo a los funcionarios y oficinas que correspondan de acuerdo con el Art. 478, suministrando en lo posible los siguientes detalles:

1. Hora en que fué notado o se tuvo aviso del incendio.

2. Lugar en que ocurre, citando kilometraje más próximo.

3. Descripción de lo afectado por el siniestro; si es campo sin o con cultivo y, en este último caso, con que está sembrado; si tiene ganado, si se trata de bosques, campos de pastoreo, etc. 

4. Proporciones que asume el luego.

5. Si hay paja voladora alrededor del sitio del incendio.

6. Estado del tiempo, dirección y fuerza del viento.

7. Hora en que pasó el último tren por el lugar donde se inició el fuego, número del mismo y número de la locomotora que lo remoleaba y combustible que utilizaba.

8. Si el incendio se inició en la zona vía, inmediato a la vía o lejos de la misma.

9. Posibles causas del origen del fuego.

10. Nombre del propietario o arrendatario del campo.

f) Una vez extinguido el fuego, avisará, mencionando la hora, extensión y naturaleza de lo quemado (clase de pasto, sembrado, bosques, ete.) agregando si los hubo, animales muertos o si será necesario trasladar ganado a otros campos.

g) 1. Por todo incendio que ocurriere y en que aparentemente el ferrocarril no tenga culpabilidad, el capataz de la cuadrilla que intervenga o el jefe de estación, debe tratar de obtener un acta firmada por tres o más personas, como se indica en el Art. 482, y de ser posible, con la intervención de la autoridad policial o el Juez de Paz.

2. En dicha acta no deben omitirse datos de importancia tales como:

Extensión y naturaleza de lo quemado (clase de pasto, sembradío, bosque, etc.).

Avaluación aproximada de los perjuicios.

Dirección y fuerza del viento:

Si hay viviendas cercanas al incendio, a qué distancia.

Si hay camino público entre la via y el campo incendiado.

Si hay paja voladora en el lugar del incendio o campos adyacentes.

Ultimo tren y locomotora que pasó por el lugar hora en que lo hizo y a qué combustión funcionaba la locomotora.

Estado del tiempo. Posibles causas del origen del fuego.

Si el incendio se inició en la zona vía, o inmediatamente a la vía, o, lejos de la misma.

Si hay o no hacienda en el campo incendiado, si debido al siniestro debe ser traslada a otro lugar.

Nombres completos y domicilio de las personas que lo han presenciado, aclarando si son propietarios del campo.

Nombre del propietario o arrendatario del campo.

Si están hechos los contrafuegos de parte del ferrocarril.

Si los daninificados no dieron cumplimiento a la prohibición de hacer cercos, sementeras, depósitos o acopios de materias inflamables o combustibles a menos de 20 metros de la vía, fijada en el Art. 56 de la Ley de Ferrocarriles Argentinos.

h) El encargado de depósito de locomotoras, al recibir el aviso de un incendio, revisará debidamente el chispero y servicio de agua en el cenicero de la locomotora, a la, cual se atribuye el incendio, inmediatamente de llegar ésta al galpón.

i) Las cuadrillas de Vía y Obras, al tener conocimiento de incendio de campo, deberán sin demora trasladarse al lugar del fuego y tomar las medidas necesarias para sofocarlo cuanto antes.

j) Si un incendio es notado y sofocado por las cuadrilias sin que el personal de Tráfico tenga conocimiento, es deber dar cuenta enseguida al jefe der la estación
próxima, a fin de que pueda cursar el aviso correspendiente.

k) En las estaciones donde los trenes cambian locomotora, los engrasadores o revisores de vehículos deberán sacar la paja voladora o pasto seco que hubiera en los bogies y guías de ejes de todos los vehículos que puedan, dando preferencia a los más próximos a la locomotora.

1) Es deber de cualquier empleado que notara un incendio, de campo avisar al jefe de la estación o al capataz de la cuadrilla más cercana.

Art. 495. - Incendios de vehículos.

a) Si durante la marcha de un convoy se notara fuego en algún vehículo, se lo detendrá de inmediato y el personal procederá a sofocarlo con los medios a su alcance antes de que tome mayor incremento, pero si se tratara de un incendio de escasa importancia y, por falta de elementos no fuera posible apagarlo enseguida, se proseguirá, apurando la marcha, hasta la próxima estación.

b) No siendo posible apagar el fuego en el trayecto con baldes de agua o con arena, tierra, o, por otros medios, y existiendo peligro para los vagones que siguen al incendiado, se deberá cortar el tren atrás de dicho vagón e ir con el primer corte, con la mayor rapidez, a la primera estación, pero si al ser detenido el tren entre estaciones, el vehículo en que tiene lugar el fuego ofrece peligro a los vagones contiguos a ambos lados, entonces se deberá aislarlo, a fin de que no pueda causar daño a los demás vagones que forman el tren, y proseguir con la primera parte a la estación de adelante para requerir auxilios.

c) Al llegar un convoy a una estación con un vagón o vagones incendiándose, se procederá inmediatamente a aislar y colocarlos debajo de la manga del estanque, si existe, o en otro lugar, si fuese más conveniente, cuidando siempre de hacerlo de tal manera que dichos vagones no ofrezcan peligro para los edificios de la estación, los galpones, o algún tren o vehículos que se hallen en la proximidad.

d) Cuando se trate de incendios de vagones cerrados, antes de proceder a su apertura debe tenerse en cuenta la clase de carga y dirección del viento para evitar que tome mayor incremento.

e) En la, información posterior que eleva el jefe de estación, tratará de no omitir los siguientes, datos:

1. Número y tipo de vagón (cubierto, de acero, piso madera, etc.).

2. Estado de conservación del vagón (si existen roturas en costados, piso, etc., si las puertas cierran bien, etc.).

3. Hora que fué notado el incendio.

4. Quién lo notó.

5. Condiciones atmosféricas.

6. Grados de calor registrados aproximadamente.

7. Dirección y fuerza del viento (de frente, costado izquierdo, etc.).

8. Cantidad de ejes en el tren.

9. Cantidad de ejes entre el vagón afectado y la máquina del tren.

10. Si el incendio ocurrió en una esttación, citar el lugar exacto.

11. Número de la locomotora.

12. Combustible.

13. Si es a leña.

14. En qué parte del vagón se inició el incendio (cerca de una puerta, rendija de ventilación, etc.).

15. Detalle de las paradas que tuvo el tren hasta una hora, antes de notarse el incendio.

16. Si antes de producirse el incendio, el personal del tren afectado notó fuego en vía o en los campos linderos. Caso afirmativo, citar kilómetros, dirección y fuerza del viento.

17. Si se notó linyeras u otras personas ajenas en el tren.

18. Si hubo tirones y maniobras bruscas.

19. Contenido del vagón.

20. Procedencia y destino, despachante y consignatarios del vagón afectado.

21. Si es vagón de lotes, decir donde ocurrió la Ultima intervención.

22. Estado y procedencia de los sellos.

23. En los casos de vagones abiertos, decir si la carga fué cubierta con lonas.

24. Cualquier otro dato que pudiera ser útil.

Art. 496. - Incendios de mercaderías.

a) 1. En caso de incendio de mercaderías sobre vagón o en las dependencias del ferrocarril, en que por cualquier circunstancia hubiere lugar a atribuirlo a causas inherentes a las cosas mismas o a hechos de terceros, débese de inmediato tomar providencias para salvaguardar la responsabilidad del mismo. 

2. Estas providencias deben consistir en poner oportunamente los hechos o las presunciones sobre su origen, en conocimiento de la autoridad policial que intervenga, para que se deje constancia de ello en el sumario, y en labrar un acta con exposición detallada de los mismos hechos y presunciones, haciéndola suscribir por tres testigos hábiles. 

b) En caso de existir falsa declaración en el contenido de algún bulto y pueda ser imputable el incendio a la naturaleza del mismo, se hará constar esa circunstancia en el acta que se labre. 

c) Dada la diversidad de causas y circunstancias que generalmente intervienen en siniestros de esta naturaleza, no se dan ejemplos para el'levantaminto de las actas, y se recomienda que la redacción de éstas sea concisa y clara.

CAPITULO IV

LIBRAMIETO DE VIAS OBSTRUIDAS POR ACCIDENTES

Art. 497. - Cooperación para librar la vía.

a) Cuando, a causa de un descarrilamiento, choque, etc., la vía quedara obstruída, los departamentos de Mecánica, de Tráfico y de Vía y Obras han de cooperar para que las vías se libren cuanto antes, y sus representantes deben trasladarse al lugar del accidente con el primer medio de transporte. 

b) 1. Al Departamento de Mecánica le corresponde concurrir con el tren de auxilio sin retardo, si éste fuera pedido, y levantar y encarrilar los vehículos causantes de la obstrucción, dejando la vía completamente libre.

2. Mientras no haya algún empleado superior de Me cánica o Vía y Obras, corresponde al conductor tomar la iniciativa respecto a las medidas para librar la vía o, por lo menos, adelantar el trabajo. 

c) 1. El Departamento de Tráfico tendrá a su cargo la dirección general del movimiento de los trenes y elementos de auxilio.

2. El jefe de la estación afectada llamará inmediatamente la cuadrilla de Vía y Obras para que concurra al sitio del accidente.

3. El inspector de Tráfico o un ayudante competente dispondrá en lo concerniente al trasbordo de pasajeros y mercaderías, cuando la Oficina de Control lo haya dispuesto, utilizando, si fuera necesario, vehículos de calle. Solicitará a la Oficina de Con trol cuantos elementos se necesiten y se pondrá de acuerdo con dicha oficina para restablecer la circulación de trenes. 

d) 1. Al Departamento de Vía y Obras le incumbe la reparación inmediata de la vía y obras de arte ne cesarias para la más pronta normalización del servicio. Debe suministrar al representante de Tráfico la gente necesaria para el trasbordo o apilamiento de mercaderías, etc.

2. Los capaiaces de cuadrilla deben acudir al lugar del accidente al tener conocimiento de éste, cerciorarse de la importancia de los desperfectos y, de no estar presente un superior, informar acerca de ellos al jefe de estación para que lo comunique al jefe de distrito e inspector de Vía y Obras, a fin de que coordinen con la Oficina de Control el suministro de los materiales necesarios, etc.

e) Todos los accidentes de importancia o que obstruyan la vía general, deben ser atendidos por el jefe o inspector divisional de Tracción o su ayudante más próximo, por el inspector de Tráfico y por el jefe de distrito o inspector de Vía y Obras correspondiente.

f) Los revisores de vehículos deben trasladarse al sitio del accidente con los útiles necesarios para cooperar, en su especialidad, en el libramiento de la vía.

g) Los vehículos descarrilados no deben volver a circular hasta que el revisor los examine y declare aptos.

h) Cuando se trate del descarrilamiento de un vehículo en un desvío, se, puede, si así conviene, dejarlo para que sea encarrilado en momento más oportuno.

Art. 498. - Trabajos en el lugar del accidente.

a) 1. Tan pronto como ocurra un accidente entre estaciones, debe procurarse establecer comunicación telefónica con la Oficina de Control por medio del teléfono portátil del tren o, si no lo llevara, del tren de auxilio cuando éste llegue.

2. Habiendo un guarda hilos próximo al lugar, deberá concurrir para establecer las comunicaciones. 

b) Siempre que una vía general se encuentre obstruída, el encargado del tren de auxilio conjuntamente con el representante del Departamento de Vía y Obras establecerán con la menor demora posible la hora probable en que calculan que la vía quedará libre de obstáculos y en condiciones de poder circular los trenes, comunicándolo a la Oficina de Control para que ésta pueda disponer lo que mejor convenga.

c) Antes de resolverse a tumbar afuera de la vía o tomar otras medidas que puedan dañar vehículos descarrilados, debe usarse mucho criterio, teniendo en cuenta el estado y posición del vehículo, clase de carga que contiene, marcha de los trenes de, importancia, etc., para no causar un daflo mayor sin estar debidamente justificado.

Art. 499. - Conservación y custodia de, las mercaderías.

a) El jefe de estación o el empleado superior interviniente en el lugar del accidente dispondrá las medidas encaminadas a salvaguardar las mercaderías, tales como su colocación bajo techo o lonas y el establecimiento de vigilancia, para lo cual podrá solicitar la concurencia de la policía ferroviaria.

b) Cuando los vehículos conductores resultaran averiados se procederá a su trasbordo y fiscalización dejando constancia en acta y en la guía del resultado de esto último.

c) Las mercaderías, convenientemente acondicionadas, se harán seguir por el primer tren.

Art. 500. - Aviso de normalización de la vía.

Inmediatamente de quedar expedita la vía se avisará a la Oficina de Control indicando la hora, averías que sufrieron los vehículos y la vía y la numeración de los vagones que quedan detenidos, su contenido y destino.