19º Tren Solidario

Destino : Gral. Pico La Pampa

La vieja estación del ferrocarril volvió a cobrar "vida" por unas horas; los piquenses estrechamente ligados al mundillo ferroviario no pudieron evitar darse un "baño de nostalgia" y una buena parte de los habitantes de la ciudad quedó con una dosis mayor de esperanza de que algún día esto sea algo más que un acontecimiento circunstancial y esporádico y se convierta, como durante tantas décadas, en una simple y cotidiana cuestión de rutina. El "Tren Solidario" regresó a Buenos Aires ayer por la mañana. Y no faltaron quienes subieron en él para viajar nada más que hasta Quemú Quemú, donde la formación sería esperada, regresando luego a esta ciudad en automóviles. Cerca de doscientas personas llegaron a General Pico en el convoy, el primero de este tipo que altera la quietud de la estación desde noviembre de 2005, en oportunidad de la celebración del Centenario. Durante su estadía en esta ciudad, los viajeros fueron ubicados en los distintos establecimientos hoteleros hasta lo que permitían sus capacidades, y algunos fueron recibidos en casas de familia que sus propietarios ofrecieron en colaboración. En ese sentido, desde el área de Turismo municipal se informó que unas veinte personas de las que llegaron en el tren no tenían reservas de hospedaje, por lo que fueron distribuidas en los distintos hoteles hasta cubrir todas las plazas, mientras que otras fueron alojadas en el albergue del club Ferro Carril Oeste. Quienes llegaron en el "Tren Solidario" pudieron visitar el Museo Regional Maracó y el Paseo de los Artesanos, además de llevarse folletería e información sobre la ciudad y presenciar el espectáculo musical que se realizó en la playa de la estación. En definitiva, la llegada del "Tren Solidario" no sólo movilizó la nostalgia y realimentó algunas esperanzas, sino que también alteró, positivamente, el ritmo ciudadano del fin de semana.

Texto: Diario la Reforma

Fotos: Nicolás Cannizzaro